Reseña STEPBROTHER FALLEN de Aya Fukunishi


Sinopsis:


Todo va muy bien para Madison Moriarty. Tiene buenos padres, buenos amigos, y se irá a UCLA al final del verano, el primer paso en un emocionante viaje para convertirse en un famosa autora al igual que su difunto padre.
De acuerdo, puede vestirse como si hubiera sobrevivido a una explosión en un estirado y muy abotonado atuendo Martha Vineyard de la línea Tommy Hilfiger, pero es una buena chica, maldita sea, de sus aburridas camisetas sin mangas a sus suéteres de muy buen gusto y hasta sus estúpidas bragas de Mi pequeño Pony que lava todos los días.
Rafe Stone... bueno, Rafe Stone es un idiota, e irá a la jodida cárcel. Eso es lo que pasa cuando robas el Camry de tus padres adoptivos y conduces la mitad del camino hasta Colorado, con el asiento del pasajero lleno de latas vacías de cerveza y una pipa casera. Hasta ahora ha tenido suerte, pero en esta ocasión el juez no estará satisfecho con un tirón de orejas... a menos que el padrastro de Maddy lo saque de ahí.
Esto es lo que sucede cuando dos mundos chocan.
Esto es lo que sucede cuando una bonita y amable pequeña princesa, es presentada ante el hermanastro que nunca supo que tenía, un matón tatuado con una apretada camiseta, jeans rasgados, un paquete de cigarrillos y una mala actitud.
Esta es una historia de amor, odio y oh si… SEXO.
Vas a amarla.



Reseña:


STEPBROTHER FALLEN es una novela romántica que narra la atracción inmediata que sienten dos hermanastros nada más conocerse, ya que previamente a ese momento no tenían constancia el uno del otro. Rafe Stone era un joven de 18 años hecho a sí mismo que no tuvo una vida fácil, por lo que desviarse del camino correcto era habitual en él. Cuando un juez lo obliga a residir en la casa de su padre biológico (el padrastro de Madison) nunca esperó encontrarse a la chica que lo enamorara. Las personalidades de ambos no podían ser más diferentes: él era el chico malo y ella era la chica buena. El amor surgió en tan sólo una semana, pero tan pronto como llegó se interrumpió pues Rafe al meterse en una pelea, mientras disfrutaba de la libertad condicional, hace que sea juzgado y encarcelado por tres años. Maddie tras el verano va a la universidad, pero tras un año de estudio siente que un título no le aportará las experiencias vitales para poder escribir. Su sueño es ser escritora y por ello ha de buscar aventuras. Siete años más tarde Rafe y Maddie se reencuentran por casualidad en una firma de libros de ella y confirman que el amor ha permanecido intacto a pesar del paso del tiempo.


Puntuación: 6

0 comentarios:

Publicar un comentario