Reseña AMANTE DEMONIO de Florencia Palacios


Sinopsis:


Laura vive una aventura de verano sin saber que terminará enamorándose del único hombre que no es para ella; Dante Rimini, un joven rico, consentido, y adicto al bdsm. Y este planea iniciarla en sus juegos, convertirla en su sumisa, pero ella no lo resiste y lo abandona... Intenta rehacer su vida en Inglaterra hasta que se produce el reencuentro, casada con un exitoso cirujano Laura no quiere complicaciones... ¿O tal vez sí?
Una noche con Dante, su antiguo amo la hará cambiar de idea y reconsiderar que su vida no es vida sin ese hombre: sensual, ardiente y dominante, un amo de verdad.



Reseña:


AMANTE DEMONIO es una novela que narra cómo Laura se deja llevar por lo que otros le dicen que haga: su madre, Dante o Edward. Laura es una joven insegura que cae en las garras del millonario Dante Rimini. Se conocieron un verano y comenzaron un romance pasional en el que ambos cayeron en un amor obsesivo que los arrastra a todo tipo de lujuria y descontrol, incluyendo la introducción de los roles de amo y sumisa en sus relaciones sexuales, cosa que no convencía a Laura, pero se sometía por amor a Dante. Pero la obsesión de Dante aumentó y Laura cedía continuamente a los deseos y caprichos del egoísta y egocéntrico Dante. Él la tenía retenida en su mansión sin contacto con el exterior, Laura temía no poder escapar de ese dolor y sumisión. Cuando descubrió que estaba embarazada por las artimañas que Dante hizo para embaucarla decidió marcharse. Aprovechó una salida para huir arrojándose a los brazos de Edward, el primer hombre con el que se cruzó. Él se prendó de ella nada más verla y no dudó en ayudar a esa asustada raggazza italiana para llevarla consigo después de terminar el congreso de neurocirugía que lo había llevado a Roma. Edward y Laura volaron a Londres y allí iniciaron una nueva vida. Él era un médico muy ocupado, de carácter tranquilo y todo un caballero inglés. Todo lo contrario a Dante, que era un demonio manipulador que la embelesaba con su palabrería. A Edward no le importó que Laura estuviera embarazada de otro hombre y la apoyó en todo. Laura y Edward formaron una familia con la llegada del bebé.


Dante buscó a Laura de manera incesante. Estaba desesperado por encontrar a la que consideraba su mujer y a su hijo. A quien llamaron Edward y no Francesco como él quería. Cuando pasados los años Laura y Dante se reencontraron, ella estaba embarazada. A Dante le parecía muy irónico que en esa ocasión volvían a revivir la historia pasada: Laura embarazada de otro hombre del que huía porque la mantenía recluida en casa, limitada al cuidado de su hijo y del hogar. Pero cediendo de nuevo a las amenazas de Dante, Laura volvió a dejarse llevar por las locuras del italiano. La mantuvo secuestrada con la excusa de conocer a su hijo. Edward denunció la situación y Dante tuvo que liberarlos.


La justicia obligó a Dante a mantenerse alejado pero cuando tuvo la oportunidad volvió a buscar a Laura y a su hijo diciendo que había cambiado y que en esos seis años pasados sus errores lo habían convertido en un hombre diferente. Laura no le creyó pero cedió con respecto a su hijo. Pero la cuestión es que ella estaba de nuevo embarazada porque se dejó manipular por su marido, quien la seguía consumiendo haciéndola miserable en una pareja sin amor, dejándola como ama de casa con tres niños.


Pero Dante aprovecha la confusión de Laura, para ayudarla pero también para conquistarla. Ella poco a poco va cayendo en las redes del deseo y la pasión que siente por el demonio de Dante. Pronto se convierten en amantes y Laura vuelve a dejarse llevar por las locuras del italiano y se traslada a vivir a Roma. Solicita el divorcio e inicia una nueva vida con Dante, pero muy distinta a su primera etapa. Ahora él respeta sus decisiones, le deja libertad y sólo pide amor, no sumisión.


Puntuación: 5

0 comentarios:

Publicar un comentario